WhatsApp

Centro de Rehabilitación
15 3562 9855
Centro Educativo Terapéutico
15 3205 3111

Donación Online Cargá tu CV
Noticias > Posicionamiento para la Función

Posicionamiento para la Función

Publicado el 07 de abril, 2020

La Postura, es decir, la posición que adquieren nuestras articulaciones en el espacio y su correlación entre las extremidades y el tronco, se relaciona directamente con la función que querramos realizar.

 

Una característica de los niños con alteraciones neuromotoras, es poseer impedimentos neuromusculares en tronco y miembros, que impiden la habilidad para generar suficiente fuerza para mantener el control postural anti gravitatorio y, por lo tanto, se produce una pérdida de la postura normal. Por esto, los niños requieren mantener dichas posturas con ayuda externa, para lograr una correcta alineación biomecánica y un posicionamiento adecuado para sus funciones diarias (AVD, juego, aprendizaje, descanso), evitando la aparición de lesiones.

 

Bipedestación:

un programa de carga de peso, como la bipedestación asistida, permite suplir mediante soporte externo, la actividad fisiológica de carga de peso alineada. La bipedestación desde temprana edad, permite mejorar la densidad mineral ósea, promover el modelado de la cadera, favorecer la longitud muscular y evitar deformaciones articulares. Además, brinda información propioceptiva de alineación correcta.

Los programas de bipedestación deben ser diseñados individualmente para cada niño según lo sugiera su Médico Neurortopedista, Médico Fisiatra o Kinesiólogo.

Contamos con equipamiento para realizarlo de manera fácil y segura:

Bipedestador Flexi-Stand.

Bipedestador Prono.

Bipedestador Supino.

Sistema de Posicionamiento del Sentado al Parado.

 

 

Sentado Adecuado:

un sentado adecuado es sumamente importante, ya que permitirá que el niño pueda liberar sus manos para poder explorar el mundo. De un sentado adecuado dependen las siguientes funciones: alimentación, juego, aprendizaje, favorecer el alerta, uso de los miembros superiores para todas las tareas de la vida diaria, mover la cabeza y dirigir la vista mientras el resto del tronco permanece “quieto”.

Al igual que en la bipedestación, el soporte externo para el sentado es fundamental. Contamos con diferentes recursos para facilitar y adaptar el sentado. Recordamos que se debe comenzar alineando la pelvis así, las estructuras por encima y por debajo se acomodan a la posición estable.

Contamos con sillas posturales, sillas de traslado, sillas de postura y traslado.

Las sillas pueden contar con un módulo postural que cubra las necesidades de cada niño, y que cuenten con: almohadón, respaldo, apoyacabezas, cinturón pélvico, pechera, controles laterales de tronco y de pelvis, apoyapiés, sujeciones de tobillo, mesa pedagógica.

 

 

Posicionamiento Nocturno: 24/7

Durante el descanso también debemos lograr una postura ideal que ayude a no dañar las estructuras blandas del cuerpo. Para esto contamos con un abordaje que se denomina 24/7, el cual trata de proteger la forma del cuerpo las 24 hs del día los 7 días de la semana.

La postura supina (boca arriba) sería la ideal para lograr que la gravedad sea un factor positivo, ya que, si el niño se encuentra relajado y el cuerpo está menos influenciado por el tono muscular.

Los objetivos serían los siguientes: confort, disminución del dolor, alineación biomecánica, mejorar la calidad del sueño del niño y su familia y alcanzar un despertar relajado.

La forma de hacerlo sería “rellenando” los huecos que queden entre el niño y la superficie de descanso. Al quedar todo el cuerpo apoyado se logra mayor estabilidad y confort.

Se pueden utilizar almohadas y almohadones. También existen en el mercado diferentes kits de posicionamiento nocturno, que idealmente deben ser indicados por su kinesiólogo teniendo en cuenta las necesidades de cada niño.

Los niños deben experimentar cambios de posiciones a lo largo del día, esto contribuye a la salud cardiopulmonar, digestiva y circulatoria. Además, en  combinación con las posiciones correctas de sedestación, bipedestación y decúbito, se previene el dolor, las contracturas y deformidades.

Esto tiene un impacto positivo en la participación y en la forma de relacionarse con el mundo.

 

,